RELACIONES HUMANAS EN EL TRABAJO – TIP 1

1. ENTENDIENDO LA ORGANIZACIÓN-A

LA ORGANIZACIÓN EMPRESARIAL

Ámbito donde se desarrollan los recursos humanos y del cual forman parte.

El conocimiento de la estructura y  la cultura de la organización es el primer paso para poder desarrollar la gestión y planificación estratégica de los recursos humanos.

La organización surge como una necesidad de los seres humanos para dar cumplimiento a sus fines personales.

Un individuo es muy poco recurso para hacer grandes cosas, por lo que las personas se ven obligadas a cooperar dentro del grupo social que integran.

La organización es el mecanismo que hace posible que los individuos trabajen eficazmente juntos.

La organización permite definir para cada integrante, la tarea que va a realizar, dividir y distribuir el trabajo entre los integrantes, y lo que es más importante; determinar las relaciones que deben existir entre ellas (relaciones humanas en el trabajo) y finalmente fijar las responsabilidades individuales para lograr los objetivos de la forma más eficaz y eficiente.

FASES DE LA ORGANIZACIÓN

Fase 1. Identificar y calificar las actividades, lo que determinará la división del trabajo para que cada integrante de la organización desarrolle su máximo potencial para el logro de los objetivos organizacionales.

Fase 2. Asignación de competencias y responsabilidades, una vez cumplida la fase 1, se deben distribuir las actividades y responsabilidades entre los integrantes de la empresa más aptos para la ejecución de las mismas.

Fase 3. Delegación de autoridad, se designa a cada puesto y persona la capacidad de actuar y responder por la ejecución de las tareas encomendadas.

Fase 4. Identificar las relaciones, definir para cada persona de quién debe recibir órdenes, ante quién puede hacer sus propuestas y a quién le debe rendir cuentas.

RRHH

Cuáles son las 5 claves para ser feliz en el trabajo

Fuente: Management, 16 de septiembre de 2013


Expertos afirman que la felicidad de un empleado excede a un aumento salarial. El sentido de pertenencia es muy importante para alcanzar la satisfacción

Hace una década, Harvard sorprendió a sus estudiantes con una asignatura bastante particular “¿Cómo construir la felicidad?”. La materia interesó primero a cuatro alumnos y un año después se inscribieron más de 500 personas, récord para una clase en esa institución.

Más allá de la filosofía, este concepto tiene eco en la vida laboral. Que las empresas se involucren en entender qué motiva a sus empleados y cómo se relaciona con la productividad, refleja su interés en fomentar ese sentimiento entre sus colaboradores, aseguró Margarita Álvarez, directora de marketing y comunicación de Adecco, España.

En escenarios de recesión económica y desempleo, la felicidad adquiere mayor importancia, ya que la gente está ávida de vivir este sentimiento. “Como profesional, uno quiere sentir que es posible salir adelante”, dijo la experta. “La situación es tan difícil afuera que lo único que quiere la gente es llegar a un entorno amable, y eso incluye los lugares de trabajo”.

Hay circunstancias externas que determinan la felicidad. El 50% se debe a su genética, 10% al entorno y 40% a cómo afronta la persona las cosas que le ocurren, según estudios de la Universidad de California.

Muchas empresas que promueven la motivación de los empleados entienden que es una herramienta valiosa para mejorar sus estados financieros. “Se demostró que el cerebro está mejor preparado para trabajar en un estado positivo. Se encuentran soluciones a problemas más rápido, y la gente aguanta mejor el drama y el estrés en la empresa”, afirmó Margarita Álvarez.

De acuerdo con una encuesta de Regus realizada a 26.000 profesionales de 90 países, los mexicanos tienen mayor puntuación respecto al disfrute de su trabajo, aun por encima de países desarrollados. El país obtuvo 149 puntos de un promedio mundial de 120. A partir de estudios realizados por Adecco que vinculan felicidad con productividad, la directora, consultada por CNN Expansión, sugiere las siguientes acciones para desarrollar un sentimiento positivo respecto al trabajo:

1. Dejar huella Ser feliz o estar satisfecho es un estado que se debe practicar, no se llega a él por arte de magia. Crear un sentido de pertenencia hacia la labor desempeñada ayuda a sentirse contento en el trabajo, pues es importante tener la convicción de que con determinada actividad se cumple un propósito, y no con la inercia de sentirse obligado a realizar una labor.

Aunque el sueldo es una de las principales razones por las que las personas suelen argumentar un cambio de trabajo, está comprobado que ese factor no garantiza a un empleado contento. La satisfacción del aumento salarial dura de dos a tres meses, después el efecto termina.

2. Crear entornos positivos Una persona necesita el contacto con amigos y familia para sentirse satisfecha. En ese sentido, un reto para el empleado es buscar las actividades extralaborales y en su trabajo que le proporcionen ese balance personal. Las empresas, por su parte, necesitan entender qué acciones proveen al empleado ese estado de satisfacción.

Algo básico: “hay organizaciones que ‘demonizan’ la máquina de café, cuando en realidad cumple un objetivo que es de socialización”, ejemplifica Margarita Álvarez.

3. Ser realista Es común escuchar a empleados que expresan “tengo el peor trabajo del mundo”. Si bien algunas experiencias laborales son menos gratificantes, se tiene un empleo. Hay que plantearse, desde un ángulo personal, qué objetivos y tareas conducirían a un estado de mayor satisfacción profesional.

No se puede delegar esa tarea a los jefes. “Estamos en una etapa en que no se puede responsabilizar de todo lo malo o del poco desarrollo a las empresas. Ningún jefe vendrá a decir cómo ser feliz”, esa decisión y planificar el crecimiento es individual, expresó la directora de Adecco.

4. ¿Qué incentiva a la gente? Entender cuál es la motivación de un empleado no cuesta caro, pero requiere destinar tiempo a escuchar y, como jefe, aguantar comentarios que no agradarán. Hay que detectar qué del trabajo hace “vibrar” y a partir de ello crear motivaciones personalizadas para establecer un estado de compromiso.

Un gran número de empleados, afirmó Álvarez, están en la fase de “despido interior“, es decir, no sienten ningún lazo con lo que hacen, mucho menos a la empresa. Es quien dice “no menciones ese tema que me recuerda al trabajo y me pone mal”. Para transformar esta situación, los jefes deben estar más atentos en aquello que incentiva a la persona.

Una renuncia se vincula la mayoría de veces a los superiores, y no al lugar de trabajo. Estar contento en el trabajo no es sinónimo de tarde de viernes libre, o jueves de ideas creativas, es que la gente se sienta satisfecha con la labor para la cual fue contratado. Implica encontrar un sentido y un reconocimiento por lo que se hace.

5. Trabajar en la vocación El reto personal es encontrar en qué parte de las diversas actividades que se cumplen hay algo que se asocie con la vocación personal y  “engancharse” a ello para permanecer y crecer en el empleo.

Para ello es importante elaborar objetivos: cuando la persona tiene claro qué quiere y por qué, la satisfacción comienza a surgir. Adecco le pide a sus empleados que describan tres aspectos gratificantes de su trabajo. Ese ejercicio puede convertirse en una rutina personal para sacar puntos optimistas de la labor realizada.

BIENESTAR Y VIDA SALUDABLE RRHH

CUATRO TIPOS DE REUNIONES DE LAS QUE USTED SI QUERRÁ PARTICIPAR

 

Fuente: iprofesional

No importa el tipo ni el tamaño de la organización en la que trabaje, siempre habrá encuentros y la mayoría de ellos improductivos. Pero, ¿por qué? 

Cuatro tipos de reuniones de las que usted si querrá participar

Patrick Lencioni, autor de “Reuniones que matan (Empresa Activa)”, comenta que “el problema es la tendencia a incorporar todas las cuestiones pendientes de debate en la misma cita”.

El resultado, señala a Expansión, es que los equipos divagan y no se obtienen propuestas eficaces.

En tanto, Ignacio Ríos, socio de Bain & Company, explica al diario español que “la falta de planificación sobre el objetivo del encuentro lo único que consigue es ralentizar los procesos.”

Según su visión, “hay que centrar los puntos a tratar, definir quién debe asistir y, sobre todo, evitar que acudan personas que no tienen la capacidad de decisión en el asunto que se va a tratar”.

Para estos dos expertos, una solución es organizar cuatro reuniones distintas que atienden a diferentes finalidades:

  • Repaso diario. Es una de las reuniones más eficaces que existen. Requiere que los miembros del equipo se junten -incluso de pie- al inicio de la jornada y en tan sólo cinco minutos informen a los demás de las actividades que van a realizar ese día. La finalidad es ayudar a los profesionales a establecer prioridades y pasar a la acción. Es un foro rápido para asegurarse de que no falla nada y de que nadie pisa el terreno de otro; pero no es el momento de divagar ni plantear problemas. Para que sea efectiva es importante que se convierta en una rutina. 
  • Táctica semanal. En ella se abordan cuestiones de interés inmediato. Debería durar entre cuarenta y cinco y noventa minutos. El objetivo es identificar los problemas y eliminarlos, pero no entrar en cuestiones estratégicas. Debe comenzar con una ronda relámpago en la que cada participante expone dos o tres prioridades que precisen una atención inmediata.Después llega el momento de exponer, con datos e información concreta, los avances alcanzados. Por último, se diseña una agenda de trabajo a partir de las tareas en las que cada profesional está inmerso.
  • Estrategia mensual. Es la cita en la que se analizan, debaten y deciden cuestiones trascendentales que incidirán de manera directa en el negocio. Para que sean efectivas es esencial que sean periódicas y que no se debatan más de dos o tres asuntos. La preparación previa es inexcusable y la actitud con la que se acude es también muy importante: hay que ir sin miedo al conflicto, con la mente abierta para escuchar y sin temor a enfrascarse en un productivo debate sin filtros. 
  • Repaso trimestral fuera de la oficina. Es una oportunidad para apartarse del día a día y coger fuerzas. En este entorno se puede analizar mejor el trabajo en su conjunto y buscar retos y acciones a largo plazo. Es el momento de reflexionar y debatir sobre el estado del departamento o de la firma, y de estudiar a la competencia para no quedare atrás. 

Recuerde: uno de los enemigos a combatir es la falta de concreción. El problema es no saber decidir qué datos son imprescindibles y alargar tu exposición alejándote del tema principal. Limitar el tiempo de intervención es una gran ayuda.

 

 

 
RRHH

En la motivación de un empleado, el liderazgo impacta más que un aumento salarial

En esta nota, Liliana Zamora, Directora del Centro de Coaching Sistémico TM, destaca que la retención de un colaborador vía mejora de sueldo solo consigue ganar un crédito de confianza de corto plazo y no logra mejorar la motivación, ya que puede llegar a tapar los verdaderos problemas
 
Uno de los mayores desafíos en el mundo organizacional actual es motivar a las personas y auto-motivarnos. Si la motivación es un impulso que busca satisfacción mediante la realización de alguna actividad, la concreción o la recompensa por algo, ¿qué moviliza este impulso?, ¿quién lo hace?

En el ambiente organizacional muchas veces la gerencia se plantea cómo motivar a su gente. Hay medidas que pueden ser consideradas factores “higiénicos” en la organización.
Por factor “higiénico” entendemos a aquel que no impulsa la motivación cuando está presente, pero que sin embargo sí impulsa la desmotivación cuando no lo está. Lo primero que propondríamos analizar es el impacto del aumento salarial en la motivación y si constituye o no un factor higiénico para la persona o el grupo en cuestión. Es inevitable considerar entonces las características de este grupo o persona; como por ejemplo su ubicación en la organización, su perfil, las características de su tarea o su nivel de autonomía… y notaremos que en muchos casos el aumento salarial es un aspecto necesario pero no es suficiente.
La mayoría de las veces, la falta de aumento constituye la gota que colma el vaso para tomar la decisión de dejar o de cambiar de organización. En otras ocasiones, la herramienta de retención de aumento salarial solo consigue ganar un crédito de confianza de corto plazo y no logra mejorar la motivación, ya que puede llegar a tapar los verdaderos problemas, como:

  • La necesidad y la búsqueda de sentido en la realización de la tarea.
  • El proyecto organizacional y la medida en que es congruente con el personal.
  • El pertenecer a un equipo con una visión compartida.
  • Que esta visión compartida constituya un propósito significativo a nivel personal para cada uno.
  • Que este propósito pueda ser realizado por medio de objetivos definidos, precisos, desafiantes y alcanzables.
  • Y por sobre todo, un vinculo efectivo con el entorno, con el equipo de pares, y, muy especialmente, con el jefe.

Es más, el impacto que el líder y su estilo de liderazgo tiene en la motivación de sus colaboradores puede ser mucho mayor que el que produce un aumento de sueldo. Veamos por qué…
Los seres humanos aprendemos mediante una interacción dialéctica con el entorno, y en esta relación de ida y vuelta juega un papel determinante la estructura de cada ser humano. Cuanto más efectiva es la interacción, esa estructura de acciones y comportamientos producirá más recursos disponibles. Sin embargo, aunque el entorno no determina, condiciona.
En el entorno laboral, es el líder quien puede generar más condiciones facilitadoras para el desarrollo de una persona y para su motivación. Es en este vínculo donde a las personas se nos juegan cuestiones primarias y profundas, y es éste entonces uno de los factores que más incide en la motivación de las personas y en su desarrollo. Demás está decir que cuando hablamos de talentos o altos potenciales, los factores arriba mencionados y del vínculo con el entorno (jefe y red laboral) se constituyen en los factores determinantes.
Sin duda, un estilo de liderazgo que ayuda a las personas en la búsqueda de sentido en la tarea y a encontrar su lugar óptimo dentro de la red laboral, es el factor de motivación por excelencia.

Fuente: iprofesional

 

 
DESARROLLO Y FORMACION DEL PERSONAL RRHH

Los jefes pierden un 17% de su tiempo tratando con empleados “vagos”

Advierten que esta clase de trabajadores no sólo afectan al presupuesto,sino también en la perdida de moral, de productividad y de tiempo de todo el equipo

Los managers pierden casi un día a la semana con los trabajadores que menos trabajan, según un informe delo proveedor de Recursos Humanos Robert Half International.

En concreto, los jefes gastan el 17% de sus horas trabajadas ocupándose de los empleados con un peor desempeño.

Pero en robar el tiempo a los superiores no es en lo único que destacan los trabajadores mediocres. Según la misma encuesta, elaborada a más de 1.400 directores financieros, el 95% de ellos creen que los trabajadores rezagados además derriban el espíritu positivo de la empresa.

Los errores en las contrataciones por seleccionar a un trabajador poco implicado se pagan caros, tal como expone Max Messmer, presidente ejecutivo de Robert Half, en el comunicado que presenta el estudio.

“No sólo afectan al presupuesto, sino también en la perdida de moral, de productividad y de tiempode todo el equipo”, subraya .

Para evitar estos errores, en primer lugar los gerentes no deben estar solos en el proceso de contratación, según los expertos de Robert Half. En lugar de confiar únicamente en su intuición, el encargado debería preguntar a los propios empleados que están buscando en un supuesto nuevo compañero de equipo y hacerlos partícipes del programa de selección.

Por último, no hay que olvidar un sistema de recompensa que premie a los mejores trabajadores, porque de la encuesta se desprende que en las empresas en las que se paga bien, los empleados son propensos a trabajar más duro.

RRHH

¿Cómo son las nuevas costumbres de la “Generación Y” argentina, una de las más “conectadas” del mundo?

Fuente:iprofesional 

Un estudio de Cisco sobre los hábitos en Internet de esta franja de la población revela cómo la necesidad de estar online impulsa cada acción de sus vidas, en el trabajo, a las hora de hacer las compras, con las amistades e, incluso, con la familia    

Son las  6 de la mañana. La alarma del reloj suena penetrante. Usted se siente atontado, se estira y bosteza. Es hora de prepararse para el trabajo o la escuela. ¿Qué hace a continuación? ¿Se viste? ¿Toma una ducha? ¿Se cepilla los dientes?  

Ante estas preguntas, el 90% de los miembros de la denominada “Generación Y” (GY) encuestados a nivel mundial destacó que chequean sus “smartphones” para ver actualizaciones en el e-mail, textos y sitios de redes sociales, generalmente antes de salir de la cama. Así lo revela el reporte Cisco Connected World Technology Report (CCWTR) de 2012

Uno de los 18 países donde se realizó este estudio fue la Argentina. iProfesional.com accedió a los datos locales del informe, presentado ante la prensa especializada en el marco del Cisco Live, una reunión del mayor fabricante mundial de equipos de redes telemáticas en el balneario mexicano de Cancún que congregó a más de 3.000 personas.

Luego de analizar dicho documento, se podría concluir que el cuerpo humano tiene 206 huesos y el teléfono “inteligente” podría ser considerado el número 207 para la Generación Y.

Es que dos de cada cinco afirmaron que se “sentirían ansiosos, como si una parte me faltara” si no pudieran usar sus celulares para conectarse.  

La encuesta fue realizada por la consultora InsightExpress a 1.800 estudiantes universitariosy jóvenes profesionales entre 18 y 30 años, en 18 países.

El resultado de las entrevistas pone de relieve cómo la GY utiliza Internet y los dispositivos móviles para conectarse con el mundo que los rodea. 

Y revela comportamientos, actitudes, problemas y preocupaciones acerca de la creación, el acceso, la administración y la privacidad de enormes cantidades de datos que son generadas a diario por los “smartphones”, sensores, cámaras de video, monitores y otros equipos conectados. 

Los resultados tienen implicancias en diferentes ámbitos: desde el diseño de dispositivos móviles y sitios de compras “online” hasta la cultura corporativa y las estrategias de seguridad de la información, expectativas del personal y la retención del talento.    

Pero los celulares son sólo el comienzo. En la medida en que el fenómeno “Internet en todo” se despliega, más y más dispositivos, sensores, zapatillas, cultivos, animales y otras criaturas vivientes se conectan a la red, el volumen y valor potencial de toda la información generada por esas conexiones crece exponencialmente. 

En Cisco creen que en un futuro cercano, personas, empresas y proveedores de servicio aprovecharán estos “datos en movimiento” para tomar decisiones y entregar servicios y aplicaciones en tiempo real, en vez de esperar a todo aquello que provenga de un lugar que los centralice.  

En el siguiente análisis del estudio, las cifras consignadas corresponden a los promedios globales y, en el caso de la Argentina, están precisados en forma explícita.

Nuevas rutinas
La GY no quiere perderse nada. Sus miembros comienzan el día chequeando sus dispositivos móviles para ver textos, e-mail, y actualizaciones de redes sociales, a menudo antes de levantarse de la cama. Para esta generación, la información es en tiempo real y todo el tiempo. 

Nueve de cada diez encuestados se visten, cepillan sus dientes y chequean sus teléfonos como parte de la rutina matutina para prepararse para la escuela o el trabajo. En la Argentina, ese indicador desciende apenas al 80 or ciento. 

Para los empleadores, esto es significativo porque demuestra que el personal del futuro será más ágil, estará más informado y tendrá mayor respuesta que cualquier generación previa: viven para conectarse y comunicarse

Mi “smartphone “y yo
De la mañana a la noche, la Generación Y está constantemente conectada. Casi el 30% de los encuestados dice chequear sus celulares tantas veces que pierde la cuenta.  

En tanto, uno de cinco revisan sus teléfonos para ver e-mail, textos y actualizaciones de redes sociales al menos cada 10 minutos. En los EEUU, dos de cada cinco los chequean al menos una vez cada 10 minutos. 

Asimismo, un tercio de los entrevistados miran sus terminales al menos una vez cada 30 minutos. En los Estados Unidos, la cifra salta a más del 50 por ciento. 

¿Conectados o adictos? 
El 60% de esta franja etaria revisa en forma compulsiva sus “smartphones” para ver e-mails, textos o actualizaciones de redes sociales. Este indicador crece al 70% en la Argentina. 

De ellos, las mujeres se sienten más impulsadas a conectarse: un 85% de personas de sexo femenino versus el 63% de los hombres.

Otro dato revelador es que más del 40% de los encuestados sufriría “abstinencia” y se “sentiría ansioso, como si me faltara una parte” si no pudieran revisar sus “smartphones” constantemente. En la Argentina, este indicador cae apenas al 36 por ciento.

Curiosamente, de aquellos usuarios compulsivos de “smartphones”, el 60% desearía no sentirse tan obligado (en la Argentina, algo menos, el 54%).  

Un rango aparte son los profesionales de las tecnologías de la información (IT), quienes están aún más conectados. Casi un tercio de los mismos declaró que chequea sus celulares “continuamente”. Y el 40% los revisan al menos cada 10 minutos.

Teléfonos omnipresentes
Los dispositivos móviles son utilizados en todas partes, aun en los lugares más privados. 

La necesidad de estar conectados significa que las líneas entre el trabajo, la vida social y familiar son difusas. 

Las personas se fijan si hay nuevas actualizaciones laborales y se comunican a toda hora desde diferentes lugares. 

Es decir, el tiempo es elástico: para la Generación Y no hay marcadores claros entre “el día laboral” y el tiempo personal: ambos se mezclan y se superponen durante el día y la noche. 

Otros datos que reveló el estudio y confirman esta omnipresencia del móvil son los siguientes:

  • Tres de cada cuatro encuestados lo utilizan en la cama. 
  • Más de un tercio lo usa en el baño. 
  • Casi la mitad de los encuestados globales confesó que envía textos, ve e-mails y chequea redes sociales durante las comidas con la familia y los amigos. 
  • Casi uno de cinco admitió enviar textos mientras maneja

La revolución de las aplicaciones 
Cerca del 70% de los consumidores comentó que las aplicaciones en sus móviles son importantes para su vida diaria. Pero en la Argentina, este número desciende al 56 por ciento.

Más de la mitad señaló que utiliza las aplicaciones móviles principalmente para juegos y entretenimientos. 

Pero uno de cada cuatro (27 por ciento) generalmente usa aplicaciones móviles para el trabajo. 

De todas aquellas aplicaciones que se descargan a diario, un número sorprendentemente bajo es realmente utilizado.

La mayoría de los participantes del estudio de la GY (60%) manifestó usar menos de 10 aplicaciones de sus celulares en forma regular.

Y sólo uno de cinco (20%) encuestados afirmó usar de 10 a 25 aplicaciones regularmente. 

Amigos reales y virtuales
La comunidad “online” no conoce fronteras de geografía o zonas horarias. El 40% pasa más tiempo con amigos en línea que con amigos en forma personal. En la Argentina esta cifra trepa al 55 por ciento.

Además, dos tercios de los entrevistados globales señaló pasar el mismo o más tiempo socializando con amigos “virtuales” que con amigos en persona.   

Pero hay una diferencia de género: 38% de los hombres a nivel mundial pasa más tiempo en persona que “online”, versus el 29% de las mujeres. 

Identidades incoherentes
Conectarse a la red crea oportunidades de ampliar las fronteras a diario y probar un nuevo personaje. Sin embargo, la consecuencia de este acto puede ser la decepción. ¿Cuánto se puede confiar de lo que se lees “online”? 

Según la investigación, cuatro de cada cinco (81%) cree que las personas tienen distintas identidades en Internet y fuera de la Red. Esta desconfianza está más ampliada en la Argentina (85%).

Más de un tercio de los que participaron del estudio sintió que la mayoría de las personas tienen distintas identidades “online” versus “offline”.  

De hecho, cuando se les preguntó acerca de sí mismos, sólo el 44% dijo que las identidades virtuales y reales eran lo mismo. 

Muerto el escritorio, viva el móvil
En muchas partes del mundo, los “smartphones” ahora compiten con las laptops como el dispositivo más deseado por personas entre 18 y 30 años. La razón es simple: es visto como el más versátil y el más compacto. 

Si tuvieran que elegir un único equipo, un tercio de los encuestados prefiere un celular, mientras que un poco menos de un tercio favoreció a las laptops.  

Los “smartphones” han superado a las computadoras de escritorio como el dispositivo preferido para el lugar de trabajo. Y fueron considerados dos veces más populares que una PC de escritorio y tres veces más populares que una tableta. En la Argentina, apenas el 28% eligió una PC.

Lo mío en el trabajo
Para la generación “siempre conectada” un solo dispositivo basta. Y ya sea un dispositivo personal o de la compañía, esto crea desafíos para los gerentes de TI quienes deben proteger los bienes y la información de las empresas. 

Mientras dos de cada cinco encuestados destacaron que la política de la compañía les prohíbe el uso de dispositivos emitidos por la compañía para actividades no laborales, cuatro de cinco aseguraron no obedecer esas políticas. 

Los profesionales de TI saben que muchos empleados no siguen las reglas: más de la mitad de ellos pensó que sus empleados obedecían la política de no usar dispositivos del trabajo para uso personal. 

Compras “online”
En tanto, el estudio señaló que nueve de cada 10 encuestados de la GY realiza compras en línea, aunque esta cifra es añgo menor en la Argentina (80%). 

Asimismo, casi tres de cinco confía en los informes de los clientes al decidir las compras “online”; y un 28 por ciento adicional consulta informes en forma ocasional.

Por otra parte, un 57% está dispuesto a compartir su dirección de e-mail con tiendas y sitios en la web para recibir avisos de descuentos y ofertas.  Pero se resisten a compartir mucho más que eso. Y unos pocos están dispuestos a compartir números de teléfono, dirección y otros datos personales. 

Todo en la web
En conclusión, podría decirse que:

  • Casi el 90% sube fotos para compartir o almacenar en sitios de Internet. 
  • El 62% carga videos con los mismos fines.
  • El 87% tiene una cuenta de Facebook (en la Argentina, 89%) y uno de cada 10 entrevistados tiene siempre su perfil abierto en esta red social. En la Argentina, uno de cada cuatro.
  • El 41% actualiza Facebook al menos una vez al día, y más de uno de cada cinco lo hace varias veces al día. Pero en la Argentina la cifra llega al 62%. 
  • El 56% tiene una cuenta de Twitter, y el 21% “tuitea” al menos una vez al día.  

Información técnica 
El Cisco Connected World Technology Report fue realizado por InsightExpress, una firma de investigación con sede en los Estados Unidos. 

El estudio global consistió en dos encuestas: una focalizada en estudiantes universitarios y trabajadores entre 18 y 30 años y la segunda enfocada en profesionales de TI. 

Cada encuesta incluye 100 entrevistados de cada uno de los 18 países, teniendo como resultado un conjunto de 3.600 participantes del estudio. 

Los 18 países fueron Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, la Argentina, Reino Unido, Francia, Alemania, Holanda, Rusia, Polonia, Turquía, Sudáfrica, India, China, Japón, Corea del Sur y Australia.  

RRHH