En épocas de crisis tenemos la opción de bajar los costos, eliminar esa grasa acumulada en tiempos de bonanza.

costos

Cuidado con el ciclo de la baja de costos: cae la demanda, reduzco los costos (por ejemplo despidiendo trabajadores u obligando a mis proveedores a mejorar las condiciones), los proveedores reducen sus costos y su plantilla y buscan mejorar las condiciones con sus proveedores.

Este efecto cascada en toda la cadena productiva y la situación empeora dado que como los precios bajan, los clientes se resisten a comprar esperando mejores beneficios.

Esta bueno eliminar grasa superflua, por ejemplo: costos de la no calidad que no tenemos en cuenta cuando todo va bien, mejora en la productividad, eliminación de reprocesos, etc, etc.

Pero cuidado que muchas veces por eliminar grasa terminamos sacando músculo y llegamos a perder elementos muy valiosos de la organización, inclusive personal clave.

Por lo tanto en épocas de crisis es preferible orientarse al rediseño de la estrategia y no solamente al control de los costos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s