LOS PLANES DE CARRERA SERÁN EL MEDIO PARA ATRAER Y MOTIVAR A LA GENERACIÓN Z

Fuente: iprofesional

 L

os niños nacidos entre 1995 y 2005 ya se empezaron a incorporar al mercado de trabajo. Cómo está impactando su llegada en las empresas, según Addeco

Los planes de carrera serán el medio para atraer y motivar a la Generación Z

En un contexto en el que el capital humano es el verdadero diferencial para las compañías, es clave poder generar un nuevo modelo de gestión del talento, que garantice el crecimiento, las aptitudes personales y la creación de valores constantes. 

El futuro se complejiza en un escenario de crisis económica mundial, cambios de valores generacionales y modificaciones en las estructuras de las empresas, y ellas deben adaptarse a la nueva Generación Z.

Desde el punto de vista de la convivencia generacional, habrá un conjunto de cambios que impactarán en las relaciones interpersonales en las empresas: entre el 2013 y el 2018 los últimos Baby Boomers pasarán de 60 a 65 años, la Generación Z temprana alcanzará la edad adulta (18 a 23 años), en tanto las Generaciones X e Y tendrán entre 44 y 32 años en promedio. 

De esta forma, advierten desde la consultora Adecco, las organizaciones se verán marcadas por la salida de una generación, el ingreso de una totalmente nueva y el aumento de las cuotas de poder de otras dos.

Cada generación está marcada por acontecimientos diferentes y, por ende, repercute en las motivaciones de cada una de ellas. 

Por esto mismo, los niños nacidos entre 1995 y 2005, quienes integran la denominada Generación Z,modificarán el paradigma laboral hoy instalado.

Esta generación ya se está incorporando al mercado laboral. Las instituciones deben estar preparadas para recibirlos.

Se los conoce también como “hijos de la tecnología” o “nativos digitales” ya que están, desde su nacimiento, en constante exposición a estímulos tecnológicos logrando una vinculación mucho más rápida y natural con todos los avances en materia tecnológica (aplicaciones, redes sociales, correo electrónico, dispositivos, etc). 

“Asimismo esta generación posee características globales que incidirán directamente en las estructuras organizacionales; el desafío por parte de las compañías se concentrará en descubrir cómo motivarlos para despertar y generar un sentimiento de pertenencia e identificación con la cultura organizacional”, aseguróEugenia Besler, Directora de Selección & Consultoría de Adecco Argentina. 

Siguiendo las tendencias que se observan en la actualidad, las empresas deberán trabajar en los planes de carrera a ofrecer para que los “Zetas” asuman los objetivos laborales como propios dado que ellas deben tener en claro que, para esta generación, su prioridad no es únicamente el trabajo sino que buscan, además, divertirse, disfrutar, viajar y tener varios proyectos a la vez. Los planes de carrera serán el medio para atraerlos, motivarlos y retenerlos. 

Las facilidades tecnológicas, unidas a una generación que nació con ellas, alteran las dimensiones del espacio y del tiempo, por eso es probable que se aburran fácilmente. Las habilidades de los nuevos colaboradores serán cada vez mayores y específicas, y esto implica también una mayor exigencia de su parte, principalmente en planes de carrera desafiantes y claramente señalados, enfatizan desde Adecco.

Otra característica de esta generación es la forma de relacionarse con sus pares y superiores. Estos jóvenes no consultan a los adultos sino a sus iguales, quienes son sus referentes.

Son chicos que nacieron bajo el boom de la interacción virtual y están acostumbrados a vivir “en red”.Por esto, necesitarán desarrollar competencias comunicacionales propias de la comunicación “cara a cara” como la expresión verbal, gesticular y la escucha activa. 

También son personas preocupadas por el medio ambiente y observan quién hace qué al respecto. En muchas ocasiones, el desafío tiene que ver con el enfoque de desarrollo que se le asigna al personal interno que trabaja día a día con los clientes.

Uncategorized

4 generaciones sociales en el mismo espacio de trabajo = conflicto generacional

4 generaciones sociales en el mismo espacio de trabajo

50 millones de trabajadores europeos se jubilarán durante los próximos años y solamente 20 millones entrarán en el mercado laboral.

Por primera vez en la historia, cuatro generaciones sociales conviven en el mismo espacio de trabajo presentando al mercado un desafío sin precedentes debido a las diferentes actitudes, necesidades y formas de trabajar de cada uno de ellos.

El espacio de trabajo y la manera en la que las empresas lo diseñen se convertirá en una pieza crucial de las compañías, puesto que hoy en día ya nos encontramos con un mayor porcentaje de trabajadores abandonando las empresas que incorporándose a ellas. Con esta situación, una valiosa experiencia también desaparece del mercado laboral.

Diferentes generaciones:

Los tradicionalistas nacieron entre el 1928 y el 1945, los boomers entre el 1946 y el 1964, la generación X entre el 1965 y el 1978 y la generación más joven (Y) nació entre el 1979 y el 2000.

El rol que ejerce el trabajo en la vida de las personas y la actitud hacia la jornada laboral ha cambiado enormemente a lo largo de las décadas. La tecnología ha evolucionado de tal manera durante los últimos 30 años que ha dado un enfoque global a la forma de trabajar y comunicarse dentro de las oficinas.

Las principales características de cada generación que se desprenden del estudio se pueden resumir de la siguiente manera:

 Los tradicionalistas son personas que consideran que han tenido que hacer un gran sacrificio en su vida para llegar a la posición que tienen y se caracterizan fundamentalmente por la dedicación, el trabajo concienzudo y el respeto a la autoridad. Por estas razones, el espacio de trabajo más acorde a sus características es aquel que marca las jerarquías y establece claramente las diferencias en los puestos de trabajo.

 Los boomers son optimistas y orientados al trabajo en equipo a la vez que a su desarrollo profesional. Consideran que son el motor de las empresas pero que no están suficientemente reconocidos, sin embargo, ejercen como modelo para las siguientes generaciones. El espacio de trabajo en el que se sienten más a gusto es aquel que reúne espacios individuales y espacios de equipo.

La generación X tiene una visión global y son independientes y flexibles. No se sienten intimidados por la autoridad pero son considerados algo perezosos y poco asertivos por las mayores generaciones. El espacio de trabajo que más les caracteriza es aquel flexible y personalizable, con espacios abiertos y acceso directo a la tecnología.

La generación Y está formada por personas optimistas y sociables que buscan un mentor en el terreno profesional. No se sienten atados a ningún trabajo en particular porque no consideran que sea fundamental para vivir y esto les hacer ir cambiando de empresa. Se aburren con facilidad y consideran que fuera de una oficina hay mucho más que aprender que dentro de ella. El espacio de trabajo en el que mejor pueden desarrollarse profesionalmente se caracteriza por ser divertido, flexible y abierto en el que puedan personalizar su espacio y que tengan acceso directo a la tecnología.

En cuanto a la relación que se establece entre las diferentes generaciones podemos resumir que en general el trato es cordial, aunque como es de esperar las personas de una generación se sienten mejor integradas con los de su mismo grupo, e igualmente surge una mayor competitividad.

En lo que se refiere al sentimiento de amenaza, éste viene principalmente por las generaciones más jóvenes mientras que por las generaciones mayores sentimos admiración, especialmente con los boomers que son considerados el motor de las empresas. La generación X es considerada colaboradora y la Y ambiciosa.

A la hora de trabajar en equipo los más jóvenes prefieren trabajar en grupo mientras que las generaciones mayores consideran más provechoso el trabajo individual. Los líderes de los grupos de trabajo suelen ser las generaciones boomers y X. Todos trabajamos en equipo para aprender y obtener feedback de nuestros compañeros, incluso la generación Y suele compartir sus dudas con amigos que no pertenecen a su trabajo.

En los momentos de distensión en las horas de trabajo, todas las generaciones hablan con sus compañeros en la hora del café de los mismos temas, a saber: trabajo, familia, compañeros y hobbies.

La generación X es la que más relaciones sentimentales ha tenido con compañeros y la generación tradicionalista confiesa que como mucho se ha echado una pequeña siesta en la oficina. Internet se utiliza fundamentalmente como herramienta de trabajo excepto los integrantes de la generación Y que aprovechan para descargar música, formar comunidades y crear blogs.

Distracciones en el trabajo

La generación Y es la que más tiempo pasa delante del ordenador y no les importa el ruido ni las distracciones visuales pero se quejan de fatiga visual, dolor de espalda y fundamentalmente se sienten distraídos por su jefe. Los boomers no soportan el ruido y se quejan del sonido de los móviles de los compañeros

En lo que se refiere a la motivación todos coinciden en que el salario, el desarrollo personal y un ambiente agradable son prioritarios, pero cabe destacar alguna diferencia entre generaciones como por ejemplo la Y que se siente desmotivado por la falta de prospección profesional que encuentra en las empresas o los boomers que valoran especialmente la conveniencia y el confort.

Un espacio multigeneracional

Actualmente los espacios de trabajo que encontramos en los países de estudio no se caracterizan por recoger las necesidades de las cuatro generaciones sociales que conviven en él y por lo tanto no consigue minimizar los factores de stress y aumentar la productividad.

Hoy en día, los espacios de trabajo deberían ser más flexibles y dar la posibilidad de que los trabajadores seleccionen el sitio más indicado en función de la tarea que quieran realizar.

Como conclusión del estudio se presentan unos consejos prácticos que pueden ayudar a las empresas a crear el mejor espacio de trabajo:

  • Reconocer la importancia que el espacio de trabajo tiene como encuentro social e interactivo.
  • Ofrecer el equilibrio necesario entre espacios individuales y de colaboración.
  • Crear espacios para la inspiración y la colaboración
  • La tecnología móvil es solo el principio de la cultura de trabajo que se libera de las fronteras de tiempo y espacio
  • Las políticas de recursos humanos deben centrarse en ofrecer el equilibrio perfecto entre inspiración y formación
  • La inspiración puede surgir en cualquier sitio y en cualquier momento
Uncategorized