18 tips para una genial presentacion con Power Point

1. La regla 10-20-30.- Esta es una regla de presentación con diapositivas propuesta por Guy Kawasaki. Esta regla declara que una presentación de power point no debe tener más de 10 diapositivas, durar más de 20 minutos y no tener ningún texto con menos de 30 de tamaño. Él dice que no importa si tu idea revolucionará el mundo, lo que tienes que hacer es explicar detalladamente las partes importantes en unos minutos, un par de diapositivas y pocas palabras por diapositiva.

2. Ser divertido.- Las exposiciones deberían ser divertidas e informativas. No digo que se deba actuar como un mono bailarín cuando se da una presentación seria. Pero a diferencia de un correo electrónico o un artículo, la gente espera alguna apelación a sus emociones. El recitar simples hechos parcos, sin cualquier pasión o humor, disminuirá la probabilidad de que la gente preste atención.

3. Reducir la velocidad.-
Los oradores nerviosos e inexpertos tienden a hablar demasiado rápido. Deliberadamente haz más lento tu discurso y añádele pausas para dar énfasis.

4. Contacto Visual.- Haz contacto visual con todos en el lugar. También he oído de vendedores, que uno no debe enfocar toda su atención en el que tomará la decisión, ya que los secretarios y ayudantes presentes pueden tener algún poder persuasivo sobre su jefe.

5. Resumen de 15 palabras.- ¿Puedes resumir tu idea en quince palabras? Si no, vuelve a escribirla e intenta otra vez. La oratoria es un medio ineficaz para comunicar información, así que conoce las quince palabras importantes para así poder repetirlas.

6. La regla 20-20.- Otra sugerencia para una presentación en power point. Ésta dice que debes tener veinte diapositivas con una duración exacta de 20 segundos por cada una. La regla 20-20 nos obliga a ser concisos e impide a la gente aburrirse.

7. No leer.- Ésta es una nimiedad, pero de algún modo el power point hace pensar a la gente que pueden escaparse de ello. Si no conoces tu discurso sin señas, esto no te hará más ameno. Al contrario, esto muestra que realmente no entiendes tu mensaje, será una gran decepción a cualquier audiencia que haya puesto confianza en ti.

8. Los discursos son acerca de historias.-
Si tu presentación va a ser larga, explica tus puntos a través de historias cortas, chistes y anécdotas. Los grandes oradores saben como usar una historia para crear una conexión emocional entre sus ideas ante la audiencia.

9. Proyectar tu voz.-
Nada es peor que un orador que no se puede oír. Incluso en el mundo de la alta tecnología, con micrófonos y amplificadores, tú tienes que ser oído. La proyección de la voz no significa gritar, más bien pararse derecho y permitir que la voz resuene en el aire de los pulmones, en vez que el de la garganta, para producir un sonido más claro. Hay que impostar la voz.

10. No planificar gestos.-
Cualquier gesto que uses debe ser una extensión de tu mensaje y de la emoción que el mensaje transmite. Los gestos planificados lucen falsos, porque ellos no combinan con las otras señales involuntarias de tu cuerpo. Estarás mejor si mantienes las manos a los lados.

11. “Esta es una buena pregunta”.-
Puedes usar frases como: “esa es realmente una buena pregunta” o “me alegro que haya preguntado eso”. Comprarte unos momentos para organizar tu respuesta. ¿Las personas en la audiencia sabrán que usas esas frases de relleno para ordenar de nuevo tus pensamientos? Probablemente no. E incluso, si ellos lo notan, es mucho mejor, que empañar tu presentación con los clásicos ummm y ahhh de las respuestas.

12. Inhala no exhales.- ¿Sientes la urgencia de usar muletillas como ‘um’, ‘ah’, o ‘ usted sabe”? Reemplázalo con una pequeña pausa y corto respiro (Inhalar). La pausa puede parecer un poco torpe, pero la audiencia apenas lo notará.

13. Llegar temprano, realmente temprano.-
No demores con el power point o conectando el proyector cuando lo que la gente espera es oírte hablar. Llega temprano, familiarízate con el auditorio, haz correr las diapositivas y asegúrate que no haya interferencias. La preparación puede hacer mucho para quitar la ansiedad de hablar.

14. Prácticar.- Júntate con maestros de brindis y practica tus habilidades oratorias con regularidad delante de una audiencia. No sólo será un tiempo de diversión, sino que te hará más competente y confiado cuando tengas que acercarse al podio.

15. No te disculpes.- Las disculpas son sólo útiles si haz hecho algo mal. No las uses para excusar incompetencia o humillarte frente a una audiencia. No pidas perdón por tu nerviosismo o por falta de tiempo de preparación. La mayor parte de miembros de audiencia no sabrán de tu ansiedad, así que no llames la atención sobre ésta.

16. Discúlpate si estas equivocado.- La excepción de la regla es que uno debe disculparse si llega tarde o si se prueba que está equivocado. Hay que parecer confiado, pero no un patán.

17. Ponerse en lugar de la audiencia.- Cuando escribas un discurso, hay que mirarlo desde la perspectiva del público. Y preguntarse ¿Qué podrían no entender? o ¿Qué podría parecer aburrido?

18. Diviértete.- ¿Suena imposible? Pues, con un poco de práctica puedes inyectarle algo de tu afición, a los temas de tus presentaciones. El entusiasmo es contagioso.

 

DESARROLLO Y FORMACION DEL PERSONAL RRHH

La importancia de la imagen de marca

Es lo primero que vemos de un producto y lo asociamos a todo lo que nos evoca, con sensaciones positivas y negativas.

Muchos emprendedores, con el afán de poner todo el esfuerzo en sacar adelante su idea comercial, dejan de lado aspectos importantísimos para la proyección de su empresa, como lo es la imagen de marca. Conceptos, ideas, estilo de vida, experiencias negativas y positivas, todo esto podemos asociar a nuestra imagen de marca y los consumidores son el jurado final.

Para los expertos la relevancia de la imagen de marca es un aspecto imprescindible en la caracterización de la empresa con los diversos actores del mercado. Consumidores, clientes, su competencia, etcétera.

La imagen de marca resume la identidad y personalidad de una marca, por lo tanto, es relevante como ventaja competitiva, ya que debe reflejar de modo permanente atributos diferenciadores de cara a sus competidores, consumidores y comunidad en general”, cuenta. No hay que dejar nada al azar, ya que para la imagen de marca, todo es relevante, desde el personal, ejecutivos y directorio de una compañía, hasta sus procesos productivos y comunicación.

La reputación de una marca engloba todo su accionar, de ahí la relevancia de la responsabilidad social empresarial, como elemento constructor de imagen sobre bases reales y comprometidas de las empresas. En el caso de la moda como una tendencia que acuña el cambio permanente.

La sociedad de consumo lleva implícita en su esencia el cambio permanente, como lo es con la moda. En consecuencia, las empresas no pueden estar ajenas a este factor, por lo tanto las empresas deben diferenciarse permanentemente con su competencia apuntando siempre a la renovación de la imagen, tal como una cirugía plástica.

En todas las categorías de productos y servicios, hay múltiples competidores, lo que se acentúa con la globalización, ello implica que las marcas deben vivir haciendo “liftings” a su imagen, para no decaer frente a competidores más hábiles y jóvenes.

Algunas empresas están empezando a trabajar en la reputación de sus marcas, con políticas consistentes de RSE, Branding, innovación en productos y permanente comunicación publicitaria.

GESTIÓN DE NEGOCIOS

Melamed: “Un profesional al que solo le interesa el salario, no es el perfil que contrata Coca-Cola”

Fuente: iprofesional.com

En diálogo con iProfesional.com, el vicepresidente de RRHH para Latinoamérica Sur revela qué tipo de perfiles buscan, cómo cuidan el talento y qué valora la Generación Y. Además, explica por qué Coca-Cola siempre aparece como un “aspiracional” a la hora de pensar en un lugar para trabajar

Por Cecilia Novoa

Con 14 años de experiencia en la compañía, Alejandro Melamed es palabra autorizada para hablar de Coca-Cola. Cuenta y describe hasta el mínimo detalle cada una de las políticas y acciones que se implementan en el área de Recursos Humanos que, desde el 2007, lidera.

Reconocido experto en gestión de talento y liderazgo, el perfil de Linkedin del actual vicepresidente de RRHH para Latinoamérica Sur de la multinacional incluye una expatriación en Bruselas, donde se desempeñó como gerente para la Unión Europea.

Figuran, además, dos publicaciones -“Empresas depredadoras” y “Empresas más humanas”- y según anticipa el ejecutivo, acaba de finalizar su tercer libro.

En diálogo con iProfesional.com, Melamed hace hincapié en que “Coca-Cola Argentina está vista a nivel mundial como una fuente de talento”.

Y cuenta que si bien cuando se abre una vacante, recurren al job posting para que todo empleado se puede postular, simultáneamente publican el aviso en la página web corporativa para darle la oportunidad a todos aquellos externos que quieran aplicar.

“Tenemos un mix. Muchas se cubren con empleados pero también es alto el porcentaje que se cubre con gente de afuera. Hemos incorporado profesionales externos en todos los niveles jerárquicos. Es espectacular poder promocionar al talento interno, pero la mente fresca y las ideas renovadas también son muy buenas“,  destaca el ejecutivo. 

“En definitiva -añade- buscamos que quien ocupe la posición sea aquel que esté mejor capacitado”.

-¿Por qué Coca-Cola aparece siempre como un “aspiracional” a la hora de pensar un lugar para trabajar?
-Queremos que los mejores profesionales del mercado aspiren a ingresar a Coca-Cola y que los que están en la empresa día a día renueven su compromiso y elijan seguir con nosotros. Pero son diferentes las razones de por qué una persona quiere trabajar en Coca a por qué se queda.

En el hecho de ser una de las organizaciones aspiracionales, influyen varias cosas: el branding que Coca-Cola tiene como compañía, el atractivo de sus marcas, su internacionalidad y las posibilidades de hacer una carrera global, como también la constancia, perseverancia y consistencia de los planes de Recursos Humanos.

En cuanto a nuestros empleados, estoy convencido que se quedan básicamente por el contexto laboral en el cual están insertos, que es muy desafiante pero que a su vez retribuye permanentemente y genera oportunidades de crecimiento.

-¿Cuán factible es para un empleado argentino lograr una expatriación?
-Coca-Cola Argentina está vista a nivel mundial como una fuente de talento. De hecho, hoy hay argentinos trabajando en Asia, Europa, Estados Unidos, en México, Perú, Chile, Brasil. No garantizamos que esto ocurra pero es una posibilidad cierta. Y si se combinan la capacidad demostrada, la voluntad y el compromiso, las posibilidades de crecimiento existen.

-En la actualidad, ¿qué perfiles están buscando?
-Apuntamos a dos tipos de perfiles. El primero son los jóvenes profesionales. No importa la carrera que hayan estudiado sino que priorizamos que tengan capacidad de aprendizaje, valores acordes a los de la compañía y que visualicemos en ellos posibilidades de crecimiento. No queremos gente que venga a ocupar sillas sino que buscamos potencial de desarrollo.

El programa está abierto permanentemente porque quienes ocupan posiciones de JP, cuando se abre un puesto efectivo son los que más posibilidades tienen de ingresar.

En cuanto a las condiciones, deben hablar muy bien inglés, estar graduados y tener ganas y pasión por trabajar en Coca.

A su vez, en nuestro sitio web están todas las posiciones abiertas, son públicas. Hoy buscamos gente para el área de Marketing, Técnica, Finanzas y, sobre todo, para nuestro Centro de Servicios Compartidos, que funciona desde el año pasado en Buenos Aires y brinda soporte financiero y administrativo a diferentes países.

-Para ingresar al Centro de Servicios Compartidos, ¿hace falta estar recibido?
-Buscamos perfiles de Ciencias Económicas, que pueden aún no estar graduados. Este servicio la compañía lo tenía outsourciado en la India, pero en 2011 se trajo a la Argentina, que presenta mejores condiciones tanto por el uso horario más favorable para atender a EE.UU. y Canadá como por el tipo de inglés, más accesible, que se habla.

Desde acá se atiende el área de cuentas a pagar y se hace la parte impositiva, jurídica y hasta de Recursos Humanos de otras filiales del continente.

En la actualidad hay unas 70 personas trabajando. No es un call centers sino un lugar donde hay materia gris y actitud de trabajo virtual para otros países. El 95% es Generación Y.

-¿De qué manera atraen y retienen a la Generación Y?
Lo que más le interesa y valora la Generación Y es que el jefe le de feedback. Según un estudio que recientemente nos facilitó Great Place To Work, hay una correlación entre la gente más comprometida y con mayor nivel de satisfacción, y la cantidad de reuniones de feedback que tuvo con su jefe. Y esto a la compañía no le cuesta nada. Lo único en lo que debe poner énfasis es en tener jefes que trabajen de jefes y gerentes que sean verdaderos líderes, que garanticen el diálogo.

-En materia salarial ¿están en línea con lo que se paga en el mercado?
-En Coca no hablamos de sueldo sino de de compensación total y, en este sentido, buscamos ser altamente competitivos.

Cuando los candidatos preguntan cuanto van a ganar, les contamos cual va a ser su paquete, que está compuesto por el salario, los beneficios, las posibilidades de desarrollo y el contexto laboral. La compañía garantiza que este paquete integral tenga todos los condimentos.

Pero un profesional que venga solo por el salario, no es el perfil de gente que le interesa a Coca-Cola porque buscamos el desarrollo integral de la persona, e incluso fomentamos el balance entre su vida laboral y familiar.

-Como líder de Recursos Humanos para la región, ¿cuál es su principal desafío?
-Coca-Cola es una compañía de ideas. Y nuestro trabajo es generar el contexto para que esas ideas puedan emerger y liberen todo su potencial. Cuanto mejor están, hay más posibilidades que esto ocurra. No es seguro pero las probabilidades se incrementan.

Y si bien estar en Coca incrementa el brand equity de cada persona, nosotros tratamos que además haya un valor intrínseco, que la persona aumente su empleabilidad, es decir, que sea el mejor para trabajar acá o en cualquier lugar del mundo.

 

RRHH