Las relaciones personales

Las relaciones personales son el pegamento que mantiene unidos a los miembros del equipo; mientras más sólidos son las relaciones personales, más cohesivo es el equipo.

Casi todo lo que hacemos depende de un trabajo en equipo. No importa si se trata de un dirigente o un seguidor, entrenador o jugador, maestro o alumno, padre o hijo, gerente o bombero voluntario sin sueldo; siempre se interactúa con otras personas.

La pregunta es ¿tenemos éxito en la participación con otros?

La mejor posibilidad para el liderazgo depende de relacionarse con los que forman su equipo.

Características esenciales de las relaciones personales

1.   Respeto

Cuando se trata de relaciones personales todo empieza con el respeto, con el deseo de considerar valiosos a los demás.

El respeto se debe mostrar a los demás, incluso antes de que hayan hecho algo para merecerlo, sencillamente porque son seres humanos.

2.   Experiencias compartidas

El respeto pone el cimiento para las buenas relaciones personales, pero por sí solo no basta.

No se puede tener relaciones personales con una persona que no se conoce. Se requiere haber compartido experiencias durante un tiempo.

Esto no es siempre fácil de lograr, especialmente cuando los equipos no son estables y se renuevan continuamente.

3.   Confianza

Cuando se respeta a las personas y se pasa tiempo suficiente como para cultivar experiencias compartidas, se está en posición de cultivar la confianza.

La confianza es esencial en todas buenas relaciones personales.

4.   Reciprocidad

Las relaciones personales unilaterales no duran. Si una persona es siempre la que da  y la otra es siempre la que recibe, a la larga la relación personal se desintegra.

Para que las personas mejoren sus relaciones tiene que haber un “toma y dame” para que todos se beneficien a la par que dan.

Se debe preguntar a los compañeros de equipo, colegas y amigos respecto a sus esperanzas, deseos y objetivos.

Hay que dar a las personas atención completa y mostrar que se interesa en ellos.

5.   Disfrute mutuo

Cuando las relaciones personales crecen y empiezan a afirmarse, las personas involucradas empiezan a disfrutarse mutuamente.

El solo hecho de estar juntas puede convertir tareas desagradables en experiencias positivas.

Algunas preguntas para la reflexión personal

¿Cómo nos va en esto de las relaciones personales?

¿Dedicamos bastante tiempo y energía en cultivar relaciones personales sólidas, o estamos tan concentrados en los resultados que tenemos la tendencia de pisotear a otros?

“Pocas cosas pagan mejores dividendos que el tiempo y esfuerzo dedicado a entender a la gente con la que se trabaja”

 Fuente: John Maxwell

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s