Los clásicos modelos motivacionales, (Maslow, Alderfer, Adams, Vroon, Herzberg), los modelos de liderazgo situacional, Adizes, House, entre muchos otros. Son modelos provenientes de la mitad del siglo XX. Todavía se sigue confundiendo la diferencia entre el ciclo motivación, con los factores motivacionales de las personas.

Discursos alentadores y optimistas, sustentados en jugosas recompensas (incentivos), seguimos creyendo que estamos motivando a los colaboradores.

Durante el siglo XX discutimos sobre cómo lograr alcanzar el potencial de la gente y dentro de discursos casi estereotipados, llevaron siempre escondidos: el palo y la zanahoria.

Con la esperanza de los alquimistas, tratamos de encontrar la piedra de toque.

Ese secreto que motivara a todo el mundo, creando equipos de alta performance, auto dirigidos y muy motivados.

Tratamos de fabricar la pastilla de MOTIVOL o inventar el Actitudómetro.

Hemos fracasado.

Con un Tom Peters que buscaba Reinventar la excelencia, nos hablaba de reclutar gente rara, romper, moldes y paradigmas.

El ciclo motivacional de una persona sigue siendo el mismo, los factores que lo logran, NO.

¿Porqué seguimos haciendo más de lo mismo entonces?

¿Porqué seguimos siendo alquimistas?

Dan Pink, nos ofrece una versión renovada, como un alegato en el que muestra pruebas sobre el comportamiento humano. Una visión renovada, para un encuadre distinto sobre el tema.

Audaz y desafiante, frente a los modelos que se han encarnado en las empresas y damos como válidos. Aunque nunca hayan funcionado tal como esperábamos.

Veámoslo, quizá ponga en duda algunas de nuestras creencias y empecemos a pensar en siglo XXI, la generación Y (Why?), sigue creciendo y demanda, valora y se motiva por cosas que a nuestra generación X, no nos hubiera movilizado en absoluto.

La generación Y se mueve distinto, valora el reconocimiento y pertenecer, aportar lo que sabe y compartir. Nosotros los X seguimos creyendo que ocultar información da poder.

Está muriendo el copyright, el software, los cursos presenciales carecen de la dinámica y continuidad que ellos necesitan.

Aplicaciones on line, twitter, cloud, open source, redes, aplicaciones móviles. Todo está ahí.

La nueva alquimia tiene que ver con la conectividad, dejar a los jóvenes aportar para reconocer lo que saben y no marcarles, lo que les falta.

Los jóvenes quieren tener experiencia, experimentando.

Pero en los pasillos seguimos escuchando: – Aquí lo hacemos así, no te compliques.

ja!, perdón por el exabrupto.

No matemos el impulso motivador de esta generación, sus motivos son distintos.

Aprovechemos la energía de gente que fue capaz de matar a Encarta, sin cobrar un peso, solo por pertenecer y ser miembros de los desarrolladores de Wikipedia.

Unos jóvenes pudieron contra un monstruo como Microsoft. y van…

Dejemos de revolver la cajita de conocimientos que nos dejo la universidad, cuando no decían que existía una jerarquía de necesidades (Clayton Alderfer, se encargo de demostrar que no existía tal cosa) sin embargo, no sigue gustando la pirámide e ignoramos deliberadamente el concepto red, compartir , colaborar y comunicarse.

Sigamos esperanzados, sigamos siendo un alquimistas, pero estemos dispuesto a cambiar los ingredientes de la formula, es hora que probemos nuevas recetas.

Fuente: BlogProfitGroup

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s